Ciclos económicos [Definición, fases y causas] / Teoría

Ciclos económicos - Enric Jaimez

Los ciclos económicos siempre son un tema de debate en la prensa económica y medios, sin embargo me gustaría dar una visión mas teórica que periodística de estos eventos para que se pueda entender de una forma mas objetiva la naturaleza de estos y sus verdaderos motivos detrás de generalmente el ruido.

¿Qué son los ciclos económicos?

Los ciclos económicos son las diferentes fases las actividades fluctuantes en amplios marcos de tiempo. Se distinguen principalmente cuatro etapas distintas: mejora o recuperación, prosperidad, recesión y depresión. Así, los ciclos económicos se refieren a los cambios que sufre la economía y las diferentes fases o etapas que ésta atraviesa.

Estas etapas se suelen repetir, aunque no se den de forma periódica, su duración está entre algunos meses hasta inclusos periodos de 10 años o más.

En resumen: un ciclo económico es un conjunto de cambios que sufre la economía en determinados período de tiempo, que se van repitiendo una y otra vez, produciéndose distintas fases o etapas.

Ciclos económicos - Enric Jaimez

Ciclos Económicos

Etapas de un ciclo económico

Son 4 las etapas por las que puede pasar la actividad económica.

1. Prosperidad: esta etapa supone el momento más elevado del ciclo económico, por lo que la economía experimenta un crecimiento considerable. Durante la etapa de prosperidad, la economía está en su mejor momento. Sin embargo, se pueden producir una serie de acontecimientos que interrumpan la etapa de prosperidad, dando lugar a una fase de estancamiento en la economía.

2. Recesión: esta etapa es la que sigue a la etapa de prosperidad. Durante la etapa de recesión se presentan ciertas situaciones como la pérdida del poder adquisitivo de la moneda del país, una disminución de las inversiones, un aumento del gasto público, una sobreproducción de bienes y servicios, una reducción de los préstamos que conceden las entidades bancarias y de crédito o un nivel de paro alto o muy alto, entre otras situaciones. Durante la etapa de recesión no hay crecimiento económico.

3. Depresión: la etapa de depresión constituye el punto más bajo del ciclo económico. Esta fase se caracteriza por niveles muy altos de desempleo, una disminución de la producción de bienes y servicios, una disminución considerable en la inversión y en el consumo, intereses muy altos para poder conseguir un préstamo o un aumento notable de las quiebras de diferentes empresas, entre otras situaciones que caracterizan a esta etapa. Puede parecer que la etapa de depresión y la de recesión son prácticamente iguales, si bien mientras en la etapa de recesión la economía experimenta una bajada, en la etapa de depresión la economía se encuentra en su punto más bajo.

4. Mejora o Recuperación: esta etapa del ciclo económico es la que sigue a una etapa de recesión o de depresión. Durante esta etapa se produce una reactivación del empleo y de la inversión, se aumenta la producción de bienes y servicios, aumenta el consumo de dichos bienes y servicios, los ciudadanos tienen mayor capacidad de ahorro o se reactiva la concesión de préstamos, entre otras situaciones. Esta etapa supone la mejora indiscutible de la economía, superándose cualquier crisis económica (también podríamos hablar de los estímulos recibe para ello).

Ciclos económicos [Definición, fases y causas] / Teoría

Tipos de ciclos económicos

Una vez vistas las etapas de los ciclos económicos, es necesario determinar los diferentes tipos de ciclos económicos que hay. Son los siguientes:

1. Ciclos Económicos Cortos: los ciclos económicos son cortos cuando tienen una duración de, aproximadamente, 40 meses o 3 años y medio.

2. Ciclos Económicos Medios: los ciclos económicos son medios cuando tienen una duración de promedio de ocho años y medios. Estos períodos suelen estar marcados por períodos sucesivos de crecimiento económico seguidos de períodos de recesión o crisis económica.

3. Ciclos Económicos Largos: los ciclos económicos son largos cuando tienen una duración de entre 50 a 60 años. Así, en este ciclo hay un período de expansión que se caracteriza por un ascenso de la economía prolongado, crisis suaves y una recesión corta en el tiempo. Tras este período, se da la fase de depresión, durante la cual se produce un ascenso de la economía débil, períodos de crisis fuertes y una recesión de duración prolongada.

Estudio de los ciclos económicos

La economía no es una ciencia exacta. Solo de forma excepcional podemos anticiparnos a lo que ocurrirá en el mercado. No podemos saber cuándo, por cuánto tiempo y durante cuánto tiempo se extenderán las distintas etapas de los ciclos económicos. No podemos saber cuándo sobrevendrá una crisis económica o cuándo la superaremos, pero podemos anticiparnos en cierta forma a estas fluctuaciones de la economía a través del estudio de los ciclos económicos, prestando atención a qué causa estas fluctuaciones y por qué.

Cualquier inversor necesitará estudiar atentamente los ciclos del mercado para poder invertir con fundamento, no experimentar pérdidas y conseguir beneficios. Para ello, debe tener en cuenta cómo funcionan los ciclos económicos y qué fuerzas los gobiernan.

Para Howard Marks, el estudio de los ciclos económicos que conseguirá controlarlos está basado en algunos pilares: formación en contabilidad y economía, saber cómo funcionan los mercados, estar en contacto con otros inversores que nos ofrezcan otro punto de vista y la experiencia como máxima.

Lo que está claro es que las probabilidades de éxito dependerán de la posición que ocupemos en un momento concreto en el ciclo económico. Así, deberemos cambiar nuestra postura a medida que cambien los ciclos, de forma que el conocimiento de los mismos aumentará nuestras probabilidades de éxito.

Ciclos económicos [Definición, fases y causas] / Teoría

Cambios en los ciclos económicos

No podemos cerrar los ojos ante los eventos que dan forma al ciclo, ni podemos estudiar cada evento independientemente. Los eventos han de ser estudiados en relación, ya que unos serán causa e influencia de los próximos eventos y sólo estudiándolos conjuntamente podremos saber por qué fluctúan los ciclos económicos e incluso predecir algunis cambios (no todos). No obstante, ¿qué hace fluctuar los ciclos económicos?

1. Fluctuaciones en la psicología: lo cierto es que la mayor parte de las fluctuaciones que sufre el mercado se producen por los cambios en la psicología, a lo que Marks llama el ‘’péndulo de la psicología del inversor’’. Así, el proceso de toma de decisiones de los inversores puede hacer fluctuar un ciclo económico, desviándolo de la tendencia general. Es por esto por lo que los ciclos económicos son bastante impredecibles, ya que no sólo dependen de procesos mecánicos, científicos o físicos.

2. Gobiernos y Bancos Centrales: las instituciones gubernamentales y financieras pueden cambiar los ciclos económicos debido a sus políticas. Estas instituciones pueden promulgar leyes en materia fiscal o aumentar la inflación imprimiendo más moneda. Aunque lo cierto es que tanto los gobiernos como los bancos centrales deben corregir los fallos que se den en los ciclos económicos, lo cierto es que no siempre la percepción de estas instituciones es la correcta.

3. Producto Interior Bruto: cuando el PIB se incrementa, esto recae sobre el consumo, produciéndose una fuerte demanda de bienes y servicios, lo que produce una producción mayor y un aumento en las ventas, lo que se traduce en un ciclo de beneficios para las empresas. Sin embargo, estos ciclos no siempre responden al ciclo económico, debido al apalancamiento operativo y financiero. Así, hay muchos sectores empresariales que no tienen correlación con el ciclo económico, tal es el caso de las industrias de bienes de primera necesidad y servicios diarios como el transporte, hasta otros como las marcas de lujo, al fin y al cabo, algunas personas siempre tienen dinero y gustos caros.

El péndulo de Howard Marks

Marks explica que el ciclo es como un péndulo, pues siempre tiende a retroceder hasta el punto medio, llegando impulsado hasta el extremo opuesto de donde vino. Así, teniendo en cuenta esta teoría, no es de extrañar que a una etapa de crecimiento económico desmesurado le siga una etapa de estancamiento económico o incluso de crisis económica. De acuerdo con esto, los mercados de inversión se mueven entre la euforia y la depresión.

Además, el mercado ha llegado a experimentar desviaciones de más de un 20% del punto medio del ciclo, provocándose una burbuja que, al estallar, provoca una caída espectacular de las bolsas mundiales y crisis económicas de gran envergadura. Esto, según Marks, no es por el cambio de la fortuna de las empresas, sino por el cambio en el estado anímico de los inversores, quienes actúan con miedo y con codicia.

Es aquí donde introducimos otro concepto importante, llamado la destrucción creativa de Schumpeter definida como: el proceso de mutación que evoluciona la estructura económica desde su interior, destruyendo inevitablemente la antigua, creando una nueva.

Ciclos de Mercado Trading 1

La teoría de la destrucción creativa

La teoría de la destrucción creativa nos expone como a largo plazo, los recursos económicos deben ser liberados para la innovar.

Como implica la palabra destrucción, el proceso inevitablemente resulta en perdedores y ganadores. Los empresarios y los trabajadores de las nuevas tecnologías inevitablemente crearán desequilibrios y destacarán nuevas oportunidades de beneficios. Los productores y trabajadores comprometidos con la tecnología anterior quedarán eliminados. Kodak en su día dominaba el mercado las cámaras, hoy en día lucha por sobrevivir después de una bancarrota. Es por ello, que los ciclos económicos favorecen esta teoría, las empresas peor colocadas, menos competitivas serán sustituidas, el capital siempre busca nuevas ideas de inversión en un mundo cambiante.

¿Qué errores son los más comunes que se dan durante las crisis y los periodos volátiles de los mercados?

  • Valorar las acciones tomadas en el pasado con la información actual: evaluar las cosas en retrospectiva resulta muy sencillo. Una vez que pasa el tiempo, todos sabemos cuáles serían las decisiones correctas. Aunque esto no suponga un error financiero, sí lo es a nivel de coste de oportunidad y de energías, pues estaremos centrándonos en algo que no podemos cambiar.
  • Dar por supuesto que hemos aprendido al equivocarnos en anteriores correcciones del mercado: cuando hemos vivido como inversores una época volátil, podemos creer que estamos preparados para hacer las cosas mejor. Muy similar al punto anterior de ver las cosas en retrospectiva. Confiarnos pensando que sabemos más que antes, nos llevará a correr riesgos innecesarios en una situación llena de incertidumbre. Véase seguir comprando las peores acciones una y otra vez.
  • Intentar predecir el futuro en base al pasado: quizá uno de los errores más arriesgados y frecuentes. En el mundo de la inversión es muy importante y útil, valorar la información de épocas similares a la actual para tener una orientación y poder evaluar posibles inversiones o desinversiones de capital. Ahora bien, cuidado, pues no hay nada que nos garantice en modo alguno que se desarrolle igual, después de todo, nunca nada es igual (prácticamente).
  • Tomar decisiones en base a las acciones de inversores de prestigio: imitar las acciones de Warren Buffet, no nos convertirá en Warren Buffet ni nos hará tener su misma buena fortuna. Cada inversor tiene un perfil diferente tanto en tolerancia al riesgo como en horizonte temporal de su inversión, por lo que no podemos esperar obtener los mismos resultados imitando las decisiones de los inversores más conocidos. Especialmente si tenemos en cuenta como su información, medios y capital humano estan en otro nivel (luego os presento a Yang).
  • Evaluar solo la información técnica de una cotización: el análisis técnico es un apartado importante, pero no podemos tomarlo como único punto de referencia a la hora de tomar una decisión de inversión. En un contexto de inversión es esencial considerar toda la información macroeconomica posible además de la que nos muestren los datos.
  • Elegir nuestras acciones por los titulares de prensa: si lo leemos en la prensa, es basura. Es posible que todavía podamos aprovechar la tendencia de un movimiento, pero la parte más ventajosa del mismo ya ha pasado para cuando aparezca en un periódico.
  • Dar más crédito a las opiniones de terceros que a las nuestras propias: cada persona, inversor experto o no, tiene su propia opinión sobre qué deberíamos de hacer con nuestro dinero. Pero solo nosotros sabemos exactamente cuál es nuestro objetivo y nuestros intereses así como el riesgo que queremos correr o el marco temporal que hemos fijado. Así que salvo que sea una persona que entienda bien nuestra manera de operar y nuestros objetivos, lo mejor será ignorar sus valoraciones sino existe un motivo para valorarlas, deberías dejar de leer gurus y escuchar analistos.
  • Cambiar tu plan de largo plazo por movimientos en el corto: si somos inversores a medio/largo plazo, no estaremos tan expuestos a la irracionalidad del mercado. Si nos movemos en un periodo de inversión de unos años, que las cotizaciones fluctúen en el corto plazo no debería de ser una preocupación para nosotros, no entiendo la necesidad de seguir día a día las noticias, solo te harán tomar malas decisiones.

Consecuencias de una crisis y su posterior recesión

A pesar de los esfuerzos económicos que se realizarán para mitigar los efectos de la crisis sanitaria y económica, podemos esperar consecuencias en todos los países como:

  • Cierre de negocios
  • Grandes pérdidas de puestos de empleo
  • Aumento de la morosidad debido a la falta de trabajo
  • Menor capacidad de producción de productos que no sean de primera necesidad
  • Reducción de consumo no esencial por parte de las familias y aumento de su ahorro ante la incertidumbre
  • Creación de planes nacionales y supranacionales de ayudas públicas para empresas y familias para fomentar el consumo
  • Rebajas fiscales y de impuestos para aumentar la liquidez

A grandes rasgos, estos son los efectos previsibles y que ya estamos viendo en casi todos los países desarrollados. Dependerá en gran medida de la evolución de la pandemia y la inyección de capital que los gobiernos estén dispuestos a hacer para minimizar el impacto de esta crisis, la profundidad de la misma y su duración.

Al igual que sucede en cualquier crisis de gran magnitud, es difícil hacerse una idea de sus consecuencias hasta que no se llega al fondo de la misma. Algo que resulta imposible de saber hasta que se ha pasado, y por lo tanto, solo podemos intentar adivinar e intuir de manera lógica, pero sin garantías.

Todo esto no quiere decir que no debamos invertir nuestro capital, puesto que es una buena ocasión para incluir en nuestra cartera de inversiones activos financieros a bajo precio y que en el futuro podrán recuperar un valor cercano, o superior, al que tenían antes de la crisis actual.

El mercado es irracional, y puede actuar de manera contra intuitiva de manera prolongada. Por lo que lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a él, y no intentar que sea él quien se amolde a lo que nosotros queremos que pase.

No dudes en profundizar si quieres crear tu propia cartera o simplemente comprender mejor, te recomiendo: Guía Básica ETFs junto con Invertir ETFs – Cartera Permanente All Wheather no me gustaría los bancos o algún fondo te colocara “productos” en el peor momento posible.

Dicho esto, espero todo esta explicación te haya ayudado a comprender mejor el mercado y sus procesos.

Muchas gracias por tu lectura, para descubrir mucho más sobre los mercados no dudéis en visitar ECP.

Bibliografia utilizada:
Mastering the market cycle : Getting the Odds on Your Side – Howard Marks
https://www.investopedia.com/terms/c/creativedestruction.asp
https://seekingalpha.com/article/4334874-latest-memo-from-howard-marks-flattening-curve
https://seekingalpha.com/article/4333358-portfolio-is-crashing-what-to

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Qué tienen que saber los inversores?

Los comentarios están cerrados.